Roberto González, al frente de Casa Gades

El cambio radical que hace meses adoptó el restaurante Casa Gades (Conde de Xiquena, 4. Madrid) sigue manteniendo su esencia y su apuesta por la fusión entre tradición y vanguardia de la mano de Roberto González. Una carta fundamentada en la cocina de siempre, con sugerencias divertidas y cuidadas tanto en la presentación como en el nombre de los platos, y una decoración que mezcla referencias de patio andaluz con calle parisina, lo han convertido en uno de los nuevos destinos gourmet en el barrio de Chueca-Las Salesas.
Diseñado por Paula Rosales (estudio more&co), el restaurante está distribuido en dos plantas separadas por una escalera de forja negra que da acceso a seis espacios repartidos en diferentes alturas. Los espejos, la luz y elementos como el mármol o la madera aportan al espacio un aire natural donde pasar una agradable comida o cena informal o bien un buen rato de tapeo en sus mesas altas.

Casa Gades propone en su carta platos elaborados y cuidados en todos los detalles, apostando por una cocina con personalidad, donde cada plato expresa origen, raíces y  autenticidad del sabor tradicional con técnicas de vanguardia.

La búsqueda de la calidad y la excelencia en el producto final se demuestra en platos  como el Mi-cuit ahumado con chutney de mango y jalapeños, la “ostra, pomelo y mango”, el Carpaccio de presa ibérica o el  Huevo a baja temperatura con tuétano y kokotxa de bacalao. Recetas que ya se encuentran entre las preferidas de los asiduos desde su reciente apertura. Roberto demuestra su maestría en el punto dulce con postres como el Delirio de chocolate o el Bizcocho borracho con leche de oveja, albaricoque y jazmín. La propuesta se completa con una carta de vinos sin complejos  a precios razonables  de diferentes Denominaciones de Origen españolas, incluyendo algunos vinos de EEUU o Francia, espumosos y champagnes, que se irá renovando constantemente.

Además de la carta, ofrecen un Menú del día que cambia cada semana con 5 primeros y 5 segundos a elegir, más bebida, café o postre a un precio de 15 € y Medio Menú (1 plato + bebida + café o postre) por 10 €. Los dos menús incluyen aperitivo del día.

También hay una carta de tapeo, siempre viva con sugerencias (pan bao de pato, tortilla con cebolla caramelizada, diferentes croquetas, etc) que cambian con frecuencia.

La apuesta por renovar el mítico espacio de Casa Gades continúa activo con Roberto ya que Ana Blanco, con la que en un principio compartía sociedad, ha decidido emprender un camino distinto.

Adentrados en el mes de septiembre, el chef está inmerso en la creación de nuevos platos con los sabores de otoño que muy pronto verán la luz y pondrán de nuevo en alce la gastronomía de Casa Gades.

Roberto González: Su trayectoria ha sido intensa, tanto que con tan solo 36 años, lleva 18 al frente de los fogones. Antes de llegar a Casa Gades como jefe de cocina y propietario, ha pasado por varios restaurantes españoles algunos de ellos con estrellas Michelin. Hoy vuelca toda su experiencia y su gran pasión en la cocina en este proyecto serio, maduro y personal con la experiencia adquirida en los últimos años por diferentes restaurantes gastronómicos de Reino Unido (en Brighton y Brístol).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 2 =